RETOMAR LA SENDA


RETOMAR LA SENDA

Quiero escuchar a la alondra
y despedir a la noche
posada en mis tristes huesos;
allí los años se esconden.

He de volar como el ave,
sobre la playa y el monte.
Alejarme de los muros,
eludir sus negros bordes
y transitar los caminos
con las mochilas en orden.

No quiero vestir mi alma
con la dureza del bronce.
Repartiré los aromas
desprendidos por las flores.

Quiero que rayos de sol
iluminen mis balcones
y los oscuros presagios
ya no persigan mi nombre.

Subiré entre los zarzales
a las más altivas torres,
dejando atrás a los perros
iracundos y feroces.

Qué los cielos no se nublen
ni se paren los relojes.

Quiero retomar la senda
para volver a mi norte
alumbrado con la roja
llama de mis cien faroles.

Vuelvo a mi rincón de luz,
al abrigo de los golpes.

He de llevar mis poemas
al son de alegre galope
y adornaré con la flor
del verso, mi blanco escote.

María Bote.

CANCIÓN PARA SEPTIEMBRE



CANCIÓN  PARA SEPTIEMBRE

En los atardeceres un suspiro
esperará la noche con su canto
y en místicos umbrales de septiembre
ya se acunan los ocres en mis brazos.

Los aromas del mosto, la cosecha;
al lagar el racimo va cantando,
entona melancólico sus versos;
renueva su vivir en lene vaso.

La luz se difumina por los valles,
mientras ceden los brillos de los astros.
Se esculpieron los días en sutiles
y aromosas frescuras por los campos.

Ya se siente el gemido de los montes,
la fauna se cobija por sus antros,
ante el anuncio de precoces lluvias
que dejarán sus perlas en los pámpanos

La cromática aguja de las horas,
los perennes rituales en su cuadro,
nos prestan placidez sin agonías
y nos envuelven con sus aires claros.

De pronto la arboleda se desviste,
el tiempo se dispone a su letargo
y yo me habré de uncir, enamorada,
al yugo dulce y tierno de su mano.

María Bote


Hola, mis queridos amigos y amigas. Ya estoy de vuelta de un verano más que accidentado, donde he tenido algún que otro problema de salud, al parecer, casi superados gracias a Dios. Os iré visitando y leyendo a todos. Un abrazo grande y cariñoso. Feliz septiembre.

ENTRE SÁBANAS



ENTRE SÁBANAS TENDIDAS



Un mundo  vertical

entre rilantes sábanas y alburas,

un infantil derroche de mixturas

con sueños de cristal.

Un blanco laberinto emocional;

raudales de inocentes aventuras

e implícitas diabluras,

envueltas en ambiente musical.



Así recuerdo estampas vaporosas

en la niñez de  luces virginales,

con el trigo en mi pelo.

En búsqueda continua de las rosas,

entre efluvios carnales.

Sin presagio de lágrimas ni duelo.



María Bote

CON MIS DESEOS DE UN FELIZ VERANO PARA TODOS MIS SEGUIDORES Y AMIGOS, ME DESPIDO POR UN TIEMPO. ABRAZOS.
powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme